Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web

platicando con Jesucristo


0 0 0

Métodos de enseñanza

Por: AlexisAguilar | Publicado: 15/04/2011 04:17 |

Instituto  Bíblico   “Monte  los  Olivos”

Regional Zaragoza

Tesis de Graduación:

Métodos de enseñanza

Presentada por:

Estrella Vanessa Aguilar Granados

Para optar al titulo de:

Maestra de teología

 

 

Zaragoza, Junio del 20011


INDICE

PROLOGO…………………………………………….3

 

AGRADECIMIENTO………………………………….4

 

DEDICATORIA………………………………………..5

 

INTRODUCCION DEL TEMA……………………….6

 

INVESTIGACION DEL TEMA………………………..7-26

 

JUSTIFICACION DEL TEMA…………………………27

 

OBJETIVO DEL TEMA………………………………..28

 

PLANIFICACION Y PROYECTO DEL TEMA………29

 

CONCLUCION DEL TEMA…………………..……….30

 

 

 

 

 

 

Prologo

Una maestra o maestro de escuela Bíblica, necesariamente tiene que ser una persona, con bastante conocimiento sobre técnicas de enseñanza cristiana.                                                              Naturalmente que el maestro de escuela bíblica o escuela dominical como se le denomina comúnmente, debe de tener una gama de conocimientos sobre la educación general, es decir el maestro, debe ser pedagógicamente hablando, una persona acta para dirigirse a un grupo de personas, e impartirles la enseñanza de acuerdo a sus edades y necesidades.                                                                        El maestro debe preparar cuidadosamente la clase próxima a impartir, haciendo uso de todos sus recursos en cuanto a material didáctico se refiere, de esta manera él enriquece cada día su técnica para enseñar.                                                                                      El maestro debe ser una persona muy aplicada y disciplinada, es necesario que sea ejemplar en todo, que sepa dejar marcada una buena enseñanza con cada una de sus actitudes, es decir antes de enseñar con técnicas o con palabras, debe enseñar con hechos, debe ser ejemplar.                                                                         Realmente cuando hablamos de un maestro, no estamos hablando de un profesor, aunque estas dos terminologías, tienden a confundirse. Pero una cosa es ser profesor y otra cosa es ser un maestro. Para dar un par de ejemplos y dejar las cosas claras, el profesor se interesa por desarrollar su clase en el aula, muchas veces mientras está dando la clase, está en una mala posición, con un cigarrillo en sus manos y hasta hace uso de malas expresiones, es decir no es una persona ejemplar. Por otra parte el maestro: procura siempre mantener sus buenas costumbres, sus buenos hábitos, él es ejemplar en todo lo que hace.

Pastor: Jorge A. Aguilar Villalobos                                        Asambleas de Dios

 

 

3

AGRADECIMIENTO

Agradezco a: nuestro señor Jesucristo, mi soberano Dios. Por haberme dado la oportunidad de estudiar esta bonita profesión, y haberme permitido concluir mis estudios, no así mi profesión, ya que esto está comenzando. Pero me siento muy feliz  al darme cuenta que por fin obtendré mi titulo que me acredita como maestra en teología.

Agradezco a: mis padres  por el apoyo incondicional que siempre me han dado, cada uno de ellos a hecho lo suyo, mi papi a estado siempre con migo, siempre me a acompañado en todo, mi mami igual, los amo a los dos, a mis hermanitos también les agradezco por haber sufrido mi ausencia y no solo la mía sino también la de mi papi mientras yo estudio o asisto a las actividades del instituto bíblico.

Agradezco a: todos mis maestros, por haberme dado su amistad y sus conocimientos, especialmente a mi hermano Vidal Palacios, a quien mi papi y yo siempre hemos admirado por su forma peculiar de enseñar.

Agradezco a: todos mis compañeros del instituto, por que ellos han sido de mucha bendición para mí, la asistencia de cada uno de ellos al instituto, ha sido para mí un verdadero aliciente, para seguir adelante, de ellos, también yo he aprendido. Que Dios les bendiga y les ayude a ser personas de mucho éxito. 

 

 

 

 

 

 

 

4

DEDICATORIA

Dedico la presente tesis: a Jesucristo nuestro señor, él es mi Dios, él es mi padre celestial, él es mi protector y el protector de mi familia, él es nuestro salvador. A él le dedico esta tesis, a él le dedico mi alabanza, a él dedico toda mi adoración, por que solo èl es digno de: toda honra, y de toda alabanza, de toda gloria y de toda adoración, por toda la eternidad.

A Jesucristo le hago mi dedicatoria, por que él es bueno, él es quien me  a dado la vida, él es la razón de mi existir, él es quien perdona todas nuestras iniquidades, él es quien nos sacia y nos colma de todo bien, él es nuestro médico por excelencia, él es nuestro abogado, él es nuestro soberano Dios.

A Jesucristo  mi buen padre celestial, le dedico mi tesis, y le ruego que me ayude y que me dé las fuerzas para ser una mujer de mucho valor, quiero ser una mujer de bien, quiero ser una mujer útil para su obra, que pueda yo trabajar en el engrandecimiento de su reino, deseo humildemente que me tome en cuenta en el trabajo que su mies, necesita sobre la tierra. Deseo ser una buena hija suya, una buena sierva, despojada de toda rebeldía, avaricia, y de toda soberbia. Deseo que con toda mi familia seamos de mucho bien y utilidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5

INTRODUCCION DEL TEMA

Cuando hablamos sobre el tema de métodos de la enseñanza nos referimos a la gama de técnicas que el maestro utiliza durante el desarrollo de su clase, que por supuesto él a preparado con anticipación.

Los métodos de la enseñanza difieren de acuerdo a la iniciativa de el maestro, vale la pena mencionar que cualquier método es bueno si el maestro sabe darle la aplicación correcta de acuerdo a los alumnos que tenga en el aula, es decir que los alumnos pueden ser: niños, jóvenes o adultos, de una clase social baja o de una clase social alta, de un bajo nivel académico o de un alto nivel académico.

El maestro debe ser cuidadoso al seleccionar el método a utilizar, que sea de acuerdo al nivel y número de personas  que atiende o a quienes va a referir la clase.

Si el maestro  no tiene este cuidado que antes hemos referido, pues sin lugar a dudas el método a utilizar no le va a funcionar, en este caso el método es malo. Por esta razón es que posteriormente, al entrar en la investigación del tema nos daremos cuenta que los métodos ni son buenos ni son malos, todo depende de quienes los apliquen.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6

INVESTIGACION DEL TEMA

METODOS DE ENSEÑANZA

Un maestro, con la especialidad de educación cristiana, igual que  un maestro secular, debe de tener conocimiento sobre los métodos de enseñanza. Para esto debe prepararse pedagógicamente  en su especialidad.

 La palabra pedagogía es un término que nos viene del idioma griego, el maestro debe saber conducir a sus hijos en primer lugar, para poder conducir a los demás niños, su función no debe de ser solo llevar a los niños a la escuela, en este caso la (escuela bíblica) también tiene que vigilar su comportamiento en la escuela y en la calle, lo mismo su conducta moral.

La escuela bíblica, tiene una aplicación amplia, es el planteamiento y la respuesta a los problemas de la educación cristiana.

Es en la escuela bíblica que normalmente llamamos escuela dominical, donde se forman a los cristianos, de ahí que la función del maestro en la iglesia es vital. Por eso es que el apóstol, lo plasma en las sagradas escrituras, como uno de los cinco ministerios de la iglesia.  Todos los pastores deberían ser maestros y de hecho lo son a un que muchos de ellos no se dan cuenta que son maestros, pero el pastor es el que mas enseña en la iglesia, por lo tanto es un maestro.

La escuela bíblica debería funcionar en todas las iglesias, los pastores no deberían de descuidarse del departamento: de la escuela bíblica o escuela dominical, puesto que este departamento es el vivero donde se preparan a los cristianos, es en la escuela bíblica donde se le imparten los primeros conocimientos: al niño, al joven o al adulto que le van a ayudar a ser prospero en su vida cristiana.

Los institutos bíblicos son fundamentales para el desarrollo de la iglesia, en los últimos tiempos los maestros, que dan clases en los diferentes institutos bíblicos, ejercen sus conocimientos para la preparación de líderes para la iglesia, entre los cuales se forman: pastores, evangelistas, misioneros y

7

maestros. Algunos institutos también forman apóstoles y profetas, en efecto la iglesia de Jesucristo, de nuestros tiempos se enriquece con la existencia de los diferentes institutos bíblicos, allí se ejercen  los métodos de la enseñanza.

La pedagogía es el conjunto de principios normativos que dirigen el que hacer educativo podemos afirmar que tiene que ver con la disciplina metodológica que dirige el proceso de la educación. La educación no busca solamente la transmisión del conocimiento, sino que también la formación integral y consiente de las personas.la palabra educación la podemos relacionar con el término educarse;  significa: criar, nutrir, alimentar.  El maestro en todo caso es un facilitador de conocimientos, que ayuda a la educación que forma individualmente a las personas, el maestro se preocupa para que la educación sea una auto formación del individuo, ya que la educación es un proceso que proporciona los medios que necesita un individuo para su auto formación.

En este tema de métodos de la enseñanza, estoy tratando de enfocar una pedagogía calificada como cristiana, lo cual es fundamental mente Bíblica. Es necesario recordar que el cristianismo difiere de cualquier sistema filosófico pedagógico, ya que su concepción acerca de Dios (teología propia del hombre). Usamos el término filosofía como un estilo de vida, de manera que el propósito de la pedagogía cristiana es la formación del individuo  de acuerdo a Jesucristo. Si la educación cristiana cumple con su propósito, no veremos ataques como los de algunos filósofos que han atacado un cristianismo divorciado de la revelación Bíblica. En la educación cristiana el libro de texto es la Biblia.

Al maestro, facilitador o promotor de la educación cristiana sele exige tener un buen manejo de la palabra de Dios, de acuerdo a 2ª Timoteo 2:15. La biblia de las Américas dice: maneja bien. Esta práctica no se logra de la noche a la mañana, se necesita invertir tiempo, esfuerzo arduo de estudio sistemático.

Un maestro de educación cristiana definitivamente tiene que ser un buen cristiano, lleno del Espíritu Santo, pues es el Espíritu Santo, quien nos guía a

8

toda justicia y a toda verdad, la educación cristiana es una gran verdad. El maestro debe ser irreprensible, debe enseñar en cada acto, con su ejemplo.

PRINCIPIOS BACICOS QUE FUNDAMENTAN EL CONTENIDO DE ESTE ESTUDIO.

 La enseñanza cristiana es por llamamiento de Dios. El enseñar las escrituras es un privilegio que concede Dios ha Los que ha llamado de manera especial y específica para ello. Es decir  que a depositado en él, el ministerio de maestro.

Observemos dos ejemplos, uno en el antiguo testamento y otro en el nuevo testamento:

Jeremías, fue apartado y dado a las naciones para el ministerio profético aun antes de nacer, véase Jeremías 1:5. El mensaje de Jeremías tenía su fuente en Dios mismo,  versículo 9. Jeremías se dio cuenta perfectamente de que Dios tenía un plan y un propósito para él,  incluso antes de su nacimiento. Fue comisionado por Dios y divinamente fortalecido  contra el temor y la oposición. Estaba bien equipado: el mensaje no era suyo, èl era solamente un instrumento a quien Dios confió su mensaje para el pueblo.

De la misma manera un maestro de educación cristiana, es llamado hacer un instrumento de Dios, para comunicar no un mensaje propio, sino el mensaje de Dios revelado a través de su palabra.

 En el segundo ejemplo observamos en Gálatas 1:15-20  que el apóstol pablo, nos pone en perspectiva correcta la razón de su ministerio, Dios lo apartó desde el vientre de su madre para predicar el evangelio, es decir para enseñar. La comisión apostólica  de predicar a los gentiles sin ningún mérito de su parte le fue concebida en el vientre de su madre. Del mismo modo Dios cumple con el consejo eterno de la elección para salvación, cumple el de darnos la vocación a fin de hacernos un instrumento de bendición  para la expansión del santo evangelio.

La vocación de acuerdo al: diccionario Bíblico ilustrado, es el llamado o invitación a una profesión o estilo de vida. Pero en términos teológicos, la

9

palabra vocación no se usa en referencia a una profesión que uno puede ejercer.  Vocación es la invitación que Dios extiende a todas las personas hacer hijos suyos. Jamás nos olvidemos que cuando hablamos de Dios, estamos ablando de Jesucristo, pues Jesucristo es Dios. 

Este llamado, tiene la implicación de servir a Dios en el caso de pablo como predicador del evangelio a los gentiles, y en el caso de los maestros, ser facilitadores en la enseñanza y aprendizaje, igual del evangelio de nuestro señor Jesucristo es decir como nacer, crecer, multiplicarse y desarrollarse. De esto deseo dar  una pequeña explicación, en lo que se refiere a nacer  lo que estamos diciendo: es que el maestro, muestra el camino que conduce a la salvación eterna a sus oidores, como así:  recibiendo a Jesucristo como su único salvador, le enseña a crecer  especialmente en sabiduría, dándole los conocimiento para este fin, ¿cual? el de la salvación el maestro le enseña a multiplicarse, es decir  que el alumno se convierta en una célula de reproducción, produciendo mas miembros, para la iglesia, que es el cuerpo de Cristo. Y le enseña a desarrollarse en un ambiente de mucha hermandad, este desarrollo no es fácil, pues en una comunidad grande existe gente de diferentes criterios y culturas. Hay gente alta, gente chaparra, gente bonita y gente fea, hay gente pre juiciosa, gente egoísta, gente hipócrita, gente mentirosa, en fin hay gente honesta y gente des honesta, gente con buenos hábitos, y gente con malos hábitos, en efecto la iglesia está llena de gente con virtudes y defectos. De ahí que el maestro tiene la obligación de enseñar en su aula, este tipo de convivencia, para tener un buen desarrollo en el marco de su comunidad cristiana, pues no tendría caso nacer, crecer, multiplicarse y tener un mal desarrollo, por que esto significaría desbaratar el trabajo que con mucho esfuerzo se a logrado, nuestro objetivo tiene que ser: sumar en todo momento y nunca restar.

Un maestro de educación cristiana, siempre se interesa por su excelencia y se preocupa no simplemente por impartir conocimientos a sus alumnos,  si no que despierta su interés y les produce el deseo de buscar  el buen conocimiento por sí mismos.

Los maestros de educación cristiana, aun que son llamados por Dios

10

necesitan capacitarse.  Dios nos da el don de ser maestros, pero este don debe ser desarrollado y se logra atreves de una adecuada formación en la ciencia y técnicas de la enseñanza, así como enseñando, es decir que el maestro se hace enseñando, con hechos y con palabras, pues el evangelio es práctico  no es teórico.

La enseñanza bíblica tiene como propósito cambiar vidas. Debemos de aspirar ser excelentes maestros,  ser verdaderos agentes de la enseñanza y aprendizaje. La meta de la enseñanza es cambiar vidas, es forjar caracteres. Un carácter cristiano encuentra una descripción en Gálatas 5:22-23 donde el apóstol pablo, nos habla del fruto del Espirito Santo.

La capacitación constante es necesaria en un mundo cada vez más tecnificado. La necesidad de una enseñanza creativa calificada de exitosa requiere que el maestro nunca esté conforme con lo que hasta ahora ha desarrollado. Un buen maestro nunca deja de aprender. En lo personal creo que todo profesional debe graduarse por lo menos 10 veces en su profesión durante su vida profesional. Es una manera de decir lo necesario que es mantenerse actualizado. Si somos consientes de la enorme responsabilidad que un maestro cristiano, tiene de instruir a personas que poseen la imagen de Dios y que tiene un incalculable valor y potencial.

El  contenido de la enseñanza siempre tiene que estar vasado en la palabra de Dios, buscando el entrenamiento permanente en la ciencia de la enseñanza, es esencial que un maestro permanezca retroalimentándose  y tecnificándose en la enseñanza, mediante la lectura diaria de la palabra de Dios.                                                                                                                       ¿Qué  significa enseñanza y aprendizaje?   

Un maestro es el responsable de hacer que sus alumnos aprendan la habilidad para enseñar se incrementa con la práctica, se necesita una constante capacitación, pero reforzada por la práctica constante, esto le brinda seguridad y le aumenta la confianza de poseer la habilidad y al mismo tiempo la efectividad de ayudar a los alumnos en el aprendizaje. La habilidad para enseñar no es un don mágico escondido para unos pocos maestros favoritos, enseñar es un arte que puede ser aprendido, practicado

11

y cultivado como cualquier otra habilidad. La iglesia debe brindar las oportunidades a sus maestros de aprender y practicar habilidades de enseñar se aprende haciendo,  nadie aprende a manejar un auto móvil solo escuchando a un instructor. Es la práctica  la que hace el buen maestro el ser excelente es el resultado de estar en la docencia años y años de preparar y compartir.  Es la preparación la que garantiza la eficacia del maestro en el uso de cualquier método pedagógico.

No hay ningún sustituto para la capacitación en el arte de la enseñanza la metodología pedagógica es muy abundante para pretender dominar cada método, recordando que no hay método que en si mismo sea bueno o malo. Aprendamos a caminar primero antes de pretender correr,  primero manejemos herramientas básicas de la enseñanza antes de que experimentemos con métodos innovadores. Necesitamos convertirnos en estudiantes permanentes de cómo enseñar al hablar de métodos hablamos del modo de decir o hacer con orden una cosa aplicado a nuestro tema, describe los procesos  y las técnicas de la enseñanza  que el maestro utiliza para comunicar cierta información a los alumnos.

En la enseñanza o educación cristiana, el libro de texto es la biblia, el maestro debe tener amplio conocimiento del contenido que enseña, a quienes enseña así como la metodología de cómo enseña.

El maestro de educación cristiana, enseña la revelación de Dios, la biblia es el libro de texto de la enseñanza cristiana ( el tema central es Jesucristo) de acuerdo a 2ª Timoteo 3:16-17 nos dice que las Escrituras  es la palabra de Dios en sentido absoluto, por lo tanto es la base de toda teología sistemática, Bíblica, dogmática y práctica. Hay en ella: ética, vida familiar, misiones, etc. Se puede decir que más que nada, el mundo necesita la palabra de Dios. Para que el maestro conozca bien lo que enseña debe tener conocimientos hermenéuticos que le permitan una buena y correcta interpretación de la Biblia, tener disciplina de estudio sistemático, necesita recibir estudios formales de biblia, teología y ministerio. Es decir necesita haber sido egresado y graduado de un instituto bíblico, o  de una universidad,  en la especialidad de teología.

12

La enseñanza cristiana, es una combinación de ser, conocer  y hacer. No solo debe dominarse técnicas de cómo enseñar, conocer el contenido de lo que  enseña. El maestro cristiano, debe aceptar la responsabilidad de quien es, recordando que el objetivo de la enseñanza es cambiar actitudes y conducta. Para un maestro de Biblia, es más importante lo que él es,  es en esta dimensión personal que su enseñanza adquiere autoridad moral.  La homilètica enseña: Vale más  un sermón vivido que cien predicados .

Cuando la verdad de Dios, forma parte de la vivencia del maestro antes de ser enseñada, y se enseña mediante el poder del Espíritu Santo, las necesidades personales  tanto del maestro como del alumno son satisfechas. Real mente es una gran bendición tener el privilegio de enseñar la biblia, la palabra de Dios.

La enseñanza cristiana evangélica, es desde todo punto de vista Cristo céntrica, fundamentada en la biblia y adecuada al alumno

En su proceso de comunicar la palabra escrita de Dios en el poder del Espíritu Santo, con el propósito de guiar a los alumnos a Jesucristo, y en él mismo edificarlos.

Deseo señalar o destacar, que las lecciones a compartir  en una clase, deben ser muy bien estudiadas y analizadas antes de proyectarlas a un grupo de asistentes mediante el auxilio del Espíritu Santo.

La enseñanza Cristiana, radica en: enseñar es un acto por medio del cual se ofrece una guía,  enseñar es un proceso de cultivar relaciones de formación y es interpretar  dos mundos: la Biblia y el alumno.

Enseñar es guiar, los mejores maestros por excelentes que sean, no son una enciclopedia del conocimiento. Los mejores maestros, son guías que señalan el camino. Cristo se llamó así mismo el camino la verdad y la vida. Así que los maestros de Biblia señalamos, a Jesucristo como la dirección correcta en la que se debe caminar 2ª crónicas 7:14. El maestro de enseñanza cristiana, logra su cometido cuando la vida del alumno se va transformando a la semejanza de nuestro señor Jesucristo.

13

Jesucristo es la meta,  Efesios 4:11-16. Dios concedió diferentes dones, a la iglesia para capacitar a cada creyente o persona a cumplir con la tarea que le ha sido encomendada la meta es que cada creyente llegue  a ser semejante a Jesucristo. Romanos 8:29 nos dice que los creyentes hemos sido predestinados para ser hechos conforme a la imagen de Cristo.

Jesucristo,  es el marco de referencia para evaluar la vida cristiana, Jesucristo es la norma absoluta para determinar el progreso o el crecimiento de los alumnos, que deben llegar a decir: ya no vivo yo, más Cristo vive en mí.

El maestro facilita al alumno tomar decisiones correctas,  y que reconozca los  errores cometidos, indica límites y motiva al alumno a seguir tras la meta propuesta, la primera obligación del maestro de educación cristiana, es guiar a sus alumnos a través del proceso de enseñanza y aprendizaje.

Enseñar es cultivar, así como un jardinero se preocupa por el crecimiento de las plantas, el maestro se preocupa por el crecimiento de sus alumnos. El apóstol Pablo ilustra el trabajo de formar a otros en el evangelio, con el arduo trabajo de un labrador, 2ª Timoteo 2:6.

Un labrador cuida que su siembra tenga suficiente agua, luz, abono. invierte suficiente tiempo en el cuido de la plantación. Un maestro debe invertir tiempo en su preparación para poder compartir con sus alumnos sus conocimientos, tomando en cuenta que él solo puede dar lo que ya recibió.

 Un buen maestro se cultiva así mismo cuando adquiere el hábito de un estudio sistemático y disciplinado de la biblia, y de otros libros.  Leer es la puerta de acceso que lleva a una persona al crecimiento, los libros contienen información, puntos de vista e inspiración sobretodo si el libro es la Biblia, el libro más grande  que jamás se haya escrito para enseñar y  corregir. El apóstol pablo siendo un anciano y prisionero le pide a su discípulo Timoteo que cuando le llegue a ver por favor le lleve libros véase 2ª Timoteo 4:13. Le dice que principal mente los pergaminos evidentemente está hablando de los rollos del antiguo testamento.

 

14

Enseñar es interpretar la Biblia: enseñar es guiar, cultivar y también interpretar. Para interpretar se debe tener una sana hermenéutica, note esto, estoy hablando de una sana hermenéutica y no de una hermenéutica   común y corriente que da lugar a falsas interpretaciones, (esto está muy de moda).

La solidez del pensamiento cristiano y la vida misma de la iglesia, dependen del lugar otorgado en ellos a la biblia y del modo de examinar sus textos. Puedo afirmar que las formulaciones doctrinales, de las diferentes denominaciones descansan sobre la hermenéutica, pero no siempre las doctrinas tienen la correcta interpretación.

La historia de la iglesia, es la historia de la interpretación de las sagradas escrituras, la hermenéutica es la ciencia de la interpretación de los textos, la etimología de la palabra es el término griego,  HERMENEUO  que significa explicar, traducir, interpretar. La palabra exegesis es sinónimo de hermenéutica en el mundo greco romano, se usaba para hablar de: explicar, exponer e interpretar lo más básico de la interpretación es contestar tres preguntas.

1.     ¿Qué dice el texto? (observación)

2.     ¿Qué significa? (interpretación)

3.     ¿Qué me dice a mí? (aplicación)

La hermenéutica aceptada como sana, es la que toma en cuenta el marco histórico las leyes gramaticales y la cultura en que se dio el texto.                  El propósito es guiar a los alumnos, a vivir bajo la soberanía de Dios. Hay solamente, solamente un rey y cabeza de la iglesia, el único Dios verdadero  es Jesucristo que gobierna su iglesia mediante su palabra y su Espíritu Santo afirmamos que Jesucristo gobierna a través de dos agentes: el Espíritu Santo  y la Biblia. La Biblia debe ser interpretada y comunicada empleando una buena metodología pedagógica, sobre lo cual versa el presente módulo, los métodos que se presentan aquí no son buenos ni malos en sí mismo, depende de la habilidad del maestro,  el maestro debe recurrir a todas las herramientas que le permitan establecer un puente entre la biblia y el alumno y desde luego su mundo.

15

¿QUE HACE UN MAESTRO? Esta pregunta es sumamente importante y su respuesta nos lleva a ser específicos en saber cual es el papel de un maestro.  Cuando empleamos el término papel en sentido de rol, nos referimos a su trabajo como facilitador de aprendizaje de sus alumnos. De tal manera que enseñe eficientemente  y de manera efectiva.

Para hacer discípulos, el maestro debe entrenar y amonestar. Es decir que el maestro es un agente facilitador, en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Sin duda existen muchas maneras de hacerlo, pero yo quiero  compartir tres formas que son: creando un buen ambiente para el aprendizaje, planeando y preparando las actividades de aprendizaje y guiando las actividades que facilitan el aprendizaje.

Estas tres maneras enfocan una realidad, el discípulo o aprendiz es el mismo, es diferente de cualquier otra persona en edad, en apariencia, en habilidad para aprender y en talentos. Es diferente en gustos, en preparación y experiencia y en muchos otros aspectos. Las diferencias del alumno o aprendiz afectan su manera de aprender. Los maestros y los líderes deben considerar estas diferencias para determinas lo que van a enseñar y como hacerlo. Estad diferencias ayudan al maestro, para saber si debe enseñar para mejorar la capacidad del discípulo, y para cambiar sus actitudes o para aumentar sus conocimientos.

Buen ambiente para el aprendizaje: enfocamos aquí  el aspecto físico donde se debe el binomio enseñanza -aprendizaje y a el de las relaciones interpersonales ya que cada persona en la clase ejerce influye en el clima de aprendizaje para bien o para mal. Podríamos  entonces llamar estorbos en el aprendizaje el tener un salón de clase muy pequeño o demasiado grande; o es incómodo por tener muchas cosas amontonadas, ventilación inadecuada. Y también el grupo de alumnos es muy grande y las diferentes actitudes hacen difícil el aprendizaje, algunos se exaltan, otros no se sienten con libertad de expresarse, unas personas son egocéntricas o tras se sienten fuera de lugar. El maestro debe facilitar a que el grupo que constituye la clase se esfuerce en tratar a los demás como desean que los demás los traten. Véase Mateo 7:12. Si yo fuera ministra de educación

16

pondría como obligación en todos los colegios, escuelas y universidades, que se diera una clase por lo menos una ves a la semana de relaciones humanas, de cómo entenderse bien con todos y ganarse la simpatía de la gente que nos trata o que nos rodea.

La planeación y preparación de las actividades: una buena clase es el resultado de una cuidadosa planeación y preparación con anticipación. Planificar  una clase implica: establecer en cada clase metas a alcanzar. Recordemos que enseñar no es solo hablar de una porción bíblica, todas las actividades  a desarrollar en el transcurso de una clase tienen un objetivo a lograr, un objetivo a alcanzar o una meta determinada hacia donde vamos. El problema de algunos maestros, es que creen que el planeamiento denota falta de confianza en Dios y que no es una actitud espiritual, otros por que se creen los súper dotados  y otros simplemente no quieren pagar el precio que requiere una buena preparación de la clase o enseñanza, para cumplir con la responsabilidad de el cometido de su tarea, que es la formación del carácter y personalidad de sus alumnos.

El planeamiento es indispensable para una enseñanza eficaz, aunque a veces puede ser difícil, es ciertamente una tarea espiritual, no es que pongamos nuestra confianza en los planes pero sí reconocemos que planificar nos ayudará a lograr lo que Dios quiere que se realice. Planear nos dice adónde vamos y nos dice como vamos, aquí estamos hablando de la metodología que emplearemos en una clase para alcanzar la meta propuesta.

 No estaría mal analizar: lo que aprendí-cómo lo aprendí.

Este laboratorio o examen nos demostraría que el alumno aprende cuando el maestro planifica las actividades de aprendizaje.

El planeamiento ayuda a: ser eficiente es decir lograr resultados previstos, en la economía que consiste en manejar bien el tiempo tanto en la preparación de la clase como al compartirla, se economiza recursos y trabajos, permite la continuidad en la enseñanza y provee unidad en el contenido, el maestro adquiere disciplina, se trazan objetivos claros, brinda

17

Seguridad al maestro, ayuda al maestro a ser fiel a la palabra de Dios y final mente permite la retroalimentación del maestro.

Ahora hacemos el enfoque a la tercera respuesta de lo que un maestro hace: el maestro guía a la clase en las actividades del aprendizaje y lo logra estableciéndose por lo menos tres grandes propósitos que son: motivar, conducir y evaluar. 

 ¿Cómo motivamos a los alumnos? La motivación del alumno tiene que ver mucho con la personalidad del maestro, una personalidad atractiva es una personalidad que refleja madurez y confianza, el maestro debe recordar que su valor es por lo que es; el maestro cristiano, tiene una visión optimista de la vida, un maestro con buena auto estima trata bien a sus alumnos, los escucha y no los juzga por lo que dicen y cómo lo dicen, genera en sus alumnos confianza para expresar no solo sus pensamientos sino sus sentimientos.

Los maestros no deberían tener el hábito de ser de mal genio, pero si algún día amaneciese de mal humor, ponga mucho cuidado delo que debe hacer, esfuércese por sacudir ese microbio, ese es un virus muy nocivo, además tenga presente que ese virus de mal genio es una enfermedad sumamente contagiosa.

Las personas de mal genio a nada le encuentran gracia; nada les hace sonreír, son incapaces de charlar un rato, de reír o de contar un cuento, por que les parece que son chiquilladas y que eso significa perder el tiempo; una persona atractiva es una persona que posee una vida satisfactoria.

La base de una vida satisfactoria es un auto concepto positivo de si mismo, posee una actitud positiva en su esquema de pensamientos, considere filipenses 4:8, disfruta de la vida, en sus más pequeños detalles, vive su vida buscando alcanzar metas y goza de la vida al encontrarle sentido.

Para motivar al alumno, cada lección debe estar dirigida de manera personal a él. El maestro debe de preguntarse a si mismo: ¿Qué aprendió?, ¿Cómo lo aprendió? Y ¿Qué fue el elemento que mantuvo el interés para aprenderlo?

18

¿Cómo conducimos las actividades del aprendizaje? En el libro de los hechos capitulo ocho versículo veintiséis, encontramos algo que nos ilustra sobre la importancia de que el maestro guíe al alumno en su entendimiento de la escritura, para lograrlo: el maestro se capacita en una variada metodología siendo Jesucristo el modelo por excelencia, pues el es el maestro de maestros.

Jesucristo siempre modelaba lo que enseñaba, por ejemplo: fue un hombre de oración  de manera evidente tanto que sus discípulos le pidieron que les enseñara a orar,  también conocía bien lo que enseñaba y el contenido no era otra cosa, era la biblia. Conocía bien a quienes enseñaba (discípulos o alumnos) y conocía cómo enseñar.

Los métodos que el maestro debe seleccionar,  serán tomando en cuenta la edad de los alumnos, el propósito de la lección y su contenido ¿Qué conocía Jesucristo de sus alumnos o discípulos? Que eran inmaduros, de naturaleza impulsiva, inclinados al pecado, problemáticos, sin conocimiento, llenos de prejuicios, inestables y no confiables

Al analizar sus enseñanzas, no hay ninguna duda que Jesús lo hacía con propósito, Jesucristo buscó forjar ideales espirituales, carácter recto ayudar a los alumnos o discípulos a relacionarse con Dios, igual los orientaba a cómo enfrentar los problemas de la vida y desarrollar buenas relaciones interpersonales.

No existe ninguna duda que tubo una filosofía educativa, la que le condujo a una labor personalizada comenzando donde estaban sus alumnos para que explotaran sus posibilidades, los inspiraba a que sacaran lo mejor de sí mismos, fortaleciendo una conciencia sana y una respuesta a la acción.

Jesucristo usó materiales auxiliares como la biblia misma, la naturaleza la vida cotidiana y el lenguaje figurado de las parábolas.

Jesús no fue esclavo de un método: siempre tubo un punto de contacto (introducción), siempre hacia declaraciones y aclaraciones sin desviarse del desarrollo de la enseñanza, utilizo´ los sentidos haciendo objetiva la

19

enseñanza, entre más sentido se utiliza es más efectiva la enseñanza, usó el drama, por ejemplo: el lavacro de los pies y la santa cena, contaba historias en parábolas, usó preguntas, la discusión y la conferencia sus discursos.

Jesucristo,  buscó siempre tener resultados en su enseñanza, promovió la dignidad humana, la transformación de la vida (la regeneración) la reforma del estado de cosas y el mejoramiento de las instituciones así como el desarrollo de la filantropía (amor por la humanidad).

¿Por qué evaluar?

Para comprobar si cuando enseñamos damos en el blanco, por que si no evaluamos o examinamos es como si no tuviésemos interés en los resultados del tiempo invertido y del gasto de energías en las actividades de la enseñanza.

Recordemos que la enseñanza tiene como propósito formar vidas, yo soy de la opinión que: si nadie aprendió es por que yo como maestra no enseñe. Toda tecnología de la educación y teoría de la instrucción, acaba haciéndose innecesaria sino podemos medir resultados tangibles.            Una enseñanza efectiva,  sebe en modelos concretos en la formación de alumnos con características como la fidelidad, el respeto, el amor, la alegría por la vida; así como aptitudes de valor y personalidad saludable, la tarea principal del maestro es: verificar que sus alumnos estén siendo formados por su enseñanza.                                                                                                     La formación expresa el proceso a través del cual el hombre consigue la realización de su verdadero ser, esta realización en la enseñanza cristiana es: ser como Cristo. El maestro de educación cristiana debe ser un creyente genuino, y lo mismo debe inculcar a sus alumnos, debe hacerle frente a la decisión de querer hacer algo, como hacerlo y hacerlo  la evaluación entonces tiene como propósito saber si logramos alcanzar los objetivos trazados, el objetivo es formar al creyente en la persona de Cristo tal como se nos revela en la palabra de Dios, es esencial que el programa de la educación de la iglesia sea pedagógicamente respetable,  pero es más esencial que sea bíblica y espiritual, el Espíritu Santo siempre tiene que ser la guía del maestro.

20

Un maestro que quiere tener éxito en su labor pedagógica debe tener conocimiento de: lo que enseña; que desde luego en el caso de un maestro de educación cristiana, tiene que tener conocimiento bíblico, conocimiento de a quién enseña es decir conocimiento de los alumnos, conocimiento de cómo enseña, o sea que tiene que tener principios de enseñanza el maestro debe conocer bien lo que enseña, según lo dicho por el apóstol pablo 2ª Timoteo 2:15. Debe manejar bien la palabra de verdad, debe saberla trazar correctamente. El maestro de educación cristiana, es necesario que tenga conocimientos de hermenéutica, para poder tener  una correcta interpretación de la palabra.

Es recomendable en mi opinión: que el maestro realice el estudio bíblico en cuatro faces:

1.     Observación

2.     Interpretación

3.     Evaluación

4.     Aplicación

También tomas en cuenta tres pasos básicos en el acercamiento al texto bíblico: primero determinar que quiso decir el autor a sus lectores originales, segundo determinar qué verdades son universales y tercero hacerse la pregunta ¿Qué significan estas verdades para mí?

Hoy en día hay herramientas disponibles muy útiles que son excelentes auxiliares para el maestro de educación bíblica, por ejemplo: un diccionario de la lengua y bíblico, léxicos, hebreos y griegos, comentarios exegéticos explicativos y comentarios devocionales.

El maestro debe conocer a sus alumnos, debe ser un estudioso de la personalidad de cada uno de sus alumnos, si quiere ser pertinente con su enseñanza en la vida de ellos, solo conociendo al alumno se facilita una mejor enseñanza aplicativa, el maestro tiene el reto de leer y estudiar libros sobre la personalidad de los alumnos, sobre características comunes y realizar un perfil de cada uno de ellos.

 

21

Cuando se conoce al alumno, se garantiza una formación de èl de modo personalizada, también se coopera con la familia cuando hablamos de la educación cristiana de los hijos, fomentando el entendimiento y la experiencia de el evangelio como el poder de Dios para salvación, se trabaja estimulando al alumno a desarrollar progresivamente su carácter, sus actitudes y sus hábitos, teniendo a Cristo como meta, transmitirles la herencia cristiana de fe y ética Cristo céntrica, a través de un autentico discipulado, se estimula un desarrollo pleno de las habilidades de cada alumno, para la realización de él como persona y su relación con el cuerpo de Cristo (la iglesia) así como su responsabilidad con la sociedad.

El maestro debe conocer cómo enseña: toma en cuenta principios y metodología; hablamos de principios que nos dan un marco filosófico de nuestro quehacer como maestro, nos fundamentan el porqué enseñamos como enseñamos, los principios nos ofrecen reglas básicas de cómo llevamos acabo nuestra labor docente.

Algunos de los principios a tomar en cuenta por el maestro que quiere ser efectivo en su enseñanza podrían ser los siguientes cuatro:

1.     Los alumnos aprenden mejor cuando sus necesidades son satisfechas.

2.     Cuando la clase es participativa facilita la enseñanza

3.     La enseñanza se centra en un propósito determinado  y

4.     El maestro establece la dirección de la clase desde un principio.

Al tomar en cuenta las necesidades de los alumnos, nos ayuda a establecer qué debemos enseñar y cómo enseñarlo, cuando la clase es participativa, se usan más sentidos en el aprendizaje y entre más sentidos se usan en la enseñanza, el porcentaje del aprendizaje es mayor, el tener un propósito ayuda al maestro a dirigir su clase y su enseñanza, esto estimula al maestro a conocer lo más posible de métodos que faciliten la enseñanza-aprendizaje.

Al hablar de métodos, conviene señalar que los métodos no son buenos ni

 

22

malos en sí mismos, depende de la habilidad del maestro, el maestro no debe encasillarse en un solo método, debe ser variado en su metodología.

Para hablar de algunos métodos podemos señalar los siguientes: la conferencia, proyectos, preguntas y respuestas, películas, debates, discusión, diálogo, mesa redonda e investigación.

El maestro debe tomar en cuenta los siguientes factores para decidir qué método utilizará: la edad de los alumnos, el propósito de la lección, el contenido de la enseñanza, los recursos disponibles, el tiempo disponible y los antecedentes de los alumnos.

Recordemos que un maestro al igual que un predicador, es un comunicador, con un gran propósito, de no solo compartir un contenido sino de formar la vida cristiana de sus participantes, la mejor comunicación seda en el diálogo, y el método de preguntas y respuestas es en sí mismo un diálogo entre el maestro o el predicador y el participante o alumno.

Como este método hace la clase participativa además de hacer que la clase sea más amena, facilita la retroalimentación no solo entre los alumnos, esta retro alimentación se produce de los alumnos al maestro mismo, el aprendizaje puede determinarse al descubrir la comprensión del alumno sobre el contenido compartido en clase, permite que los alumnos desarrollen la capacidad reflexiva.

La habilidad del maestro, para hacer las preguntas adecuadas depende de que no se produzcan períodos de tiempo prolongados de silencio,  el tiempo facilita que los alumnos expresen sus dudas, sus inquietudes, sobre el contenido de la lección. Las preguntas deben planearse de antemano en la preparación de la clase, las preguntas dirigen a los alumnos a descubrir los grandes principios eternos que la palabra de Dios nos revela, recordemos que si somos maestros en facilitar el aprendizaje de los alumnos, no comemos por ellos, les enseñamos a comer por ellos mismos, es decir les enseñamos a que sean pescadores de hombres.

El maestro utiliza las preguntas: para realizar repasos, para introducir

23

 

material nuevo, para evaluar la comprensión de los alumnos y para facilitarle al alumno la aplicación de la verdad bíblica aprendida. Hay que tener en cuenta dos cosas: la edad y el conocimiento o la experiencia de los alumnos, las preguntas no deben ser tan fáciles por que ofenderían la inteligencia de los alumnos, o tan obvias que no justifique una respuesta.

Grupo de discusión: es el debate entre alumnos que presentan sus argumentos razonados de puntos de vista sobre un determinado contenido, el maestro no solo lleva un contenido que quiere compartir con los alumnos, sino que logra que los alumnos desarrollen la capacidad de reflexionar y expresar argumentos sobre sus puntos de vista, es allí donde el maestro descubre si tienen problemas doctrinales.

Este método permite que el mismo alumno establezca mecanismos de aplicación de lo aprendido provoca el deseo de hacer y no se siente forzado a prácticas que considera como legalismos él conoce la verdad sabe que tiene que hacer correcciones, está convencido que es una norma, un principio bíblico.

Este método nos ayuda a descubrir líderes potenciales, a quienes debe desarrollar para que logren realizarse como tales. Para que el mundo oiga la vos de la iglesia, se necesitan líderes con autoridad, Espirituales y abnegados. Con autoridad, porque la gente quiere líderes que sepan adónde van y tengan la confianza de que todo lo pueden hacer, véase Filipenses 4:13. Espirituales por que sin una fuerte relación con Dios, no se podría hacer ningún milagro ni se podría convencer a nadie para que pueda seguir a Jesucristo. Abnegados, por que esto sigue el modelo de Jesucristo, que se dio así mismo por todo el mundo.

La conferencia: hay dos enfoques  que se deben tomar en cuenta, uno desde el punto de vista de los alumnos u oyentes; y el otro  desde el punto de vista del maestro o predicador desde el punto de vista del oyente: conferencia es la reunión de personas que escuchan frente a frente la información que el conferenciante les proporciona, desde el punto de vista

24

del maestro: es la disertación a un público que más o menos ya esta                                                                                                                                informado del tema, la conferencia es una comunicación oral que demanda de: sencillez, empleo mínimo de palabras, hablar de manera concreta y lógica con fuerza expresiva para ser efectiva.

Algunas personas se oponen terminantemente ala conferencia porque dicen, que un conferenciante es aquel que habla mientras otros duermen, pero la conferencia no es mala, no es para aburrir a nadie, que algunas personas abusan de ella y la emplean mal esa es otra cosa.

Las películas: el uso de películas, es muy útil para la generación que ha crecido junto con un medio audio visual tan atrayente como es el televisor, la computadora o la pantalla grande, la temática desarrollada en una película puede ser la base de una discusión, todos sabemos que la enseñanza es transmisión de información; pero una buena discusión evalúa el aprendizaje del contenido de una película.

Proyecto: técnicamente hay una serie de discusiones y debates sobre qué es un proyecto; aquí solo adelantaré que es una actividad determinada en la cual la clase como conjunto o un alumno desarrolla para exponer o profundizar el contenido aprendido.

Una manera de aprender es haciendo: las personas aprenden de muchas maneras, cuanto más se relacione la enseñanza con la experiencia directa, más probable es que la enseñanza se hará significativa y duradera.

Un proyecto puede ser: la lectura de un libro en grupos pequeños y hacer un análisis de lo leído para comprobar el aprendizaje y fortalecer lo asimilado, puede ser: una investigación sobre las finanzas de la iglesia, por ejemplo: cómo se administra el dinero. 

Dramatización: con la cooperación de algunos alumnos se puede desarrollar un drama sobre la temática a compartir, y luego con la clase sacar conclusiones prácticas sobre  cómo introducir cambios en el estilo de vida, al mismo tiempo el maestro puede orientar a sus alumnos con algunas nociones sobre teatro y la actuación.

25

Mesa redonda: algunos  no lo consideran un método, sino una actividad; no importa si es o no un método, pero sí es una herramienta útil, ya que le permite al alumno o a la clase profundizar en la verdad bíblica que el maestro ha compartido en clase.

Hay sin duda alguna un sin número de métodos, los cuales como ya he dicho no son ni buenos ni malos en sí mismo depende de la habilidad de quienes los utilizan. Solo quiero sugerir que todo maestro, por lo menos debe asistir a conferencias o seminarios de la educación siquiera una vez por año, debe leer dos o tres libros al año sobre el tema de técnicas de la enseñanza. Los que hemos aceptado el desafío de enseñar la biblia o de educación cristiana, recordemos lo enorme que es la responsabilidad de estar formando vidas, vidas creadas a imagen de Dios y su valor no solo es por su creación sino por su alto costo: la sangre de nuestro señor Jesucristo, además somos maestros, no de cualquier conocimiento somos maestros de la palabra de Dios.

Finalmente deseo felicitar: a todos los maestros  de educación cristiana, maestros de escuelas bíblicas de todas las congregaciones y denominaciones, lo mismo que a los maestros de todos los institutos bíblicos, especial mente a los del instituto bíblico internacional monte los olivos. Felicitaciones también para los maestros de las facultades de teología de las diferentes universidades a nivel internacional, que tienen esta humilde pero muy importante carrera profesional, que Dios les bendiga a todos en el nombre de nuestro señor Jesucristo, amen. 

 

 

 

 

 

 

26

JUSTIFICACION DEL TEMA

Yo Estrella Vanessa Aguilar granados, justifico que: el contenido de esta tesis o proyecto de graduación, es mi humilde muestra de mi esfuerzo y de mi dedicación que a lo largo de todo este tiempo, que son tres años y medio, de estudio en el instituto bíblico, me he propuesto.

Con el deseo de aprender las: técnicas de la enseñanza, para ser una buena maestra, en el área que la obra de  Dios más me necesite. Y por supuesto que Dios mismo me asigne el trabajo a desarrollar en el ceno de su mies.

Por esta razón: por medio  de esta tesis, estoy plasmando mi esfuerzo, con el firme propósito de poder ser útil para la obra de Dios, que muchas personas de diferentes géneros y edades, puedan instruirse atreves de mis conocimientos y de mi esfuerzo, para poder así también ellas ser útiles para la obra de Dios, y así poder engrandecer el reino de Dios.

Estoy segura de que gracias a Dios, al instituto bíblico y a mis hermanos maestros e conquistado las herramientas, para poder tener la capacidad de ser una maestra eficaz, y que con la unción del Espíritu Santo, seré su instrumento para llevar a cada persona, la palabra fresca, que las pueda conducir a la vida eterna, y así salvar a cuanta alma sea posible para Dios. No existe una mejor justificación que una persona esté dispuesta para el servicio de Dios y de su prójimo.

 

 

 

 

 

 

27

OBJETIVO DEL TEMA

Todo mi esfuerzo plasmado en la presente tesis: es con el objetivo de agradar en primer lugar: a nuestro señor y salvador Jesucristo, pues Dios se agrada de que nosotros siempre estemos adquiriendo conocimiento, por que èl tiene siempre el objetivo de usarnos como sus instrumentos, para enseñar las buenas nuevas, de su santo evangelio a cuanta persona sea posible.

Mi objetivo al preparar esta tesis: también es agradar  y obedecer a los maestros que dirigen el instituto internacional monte los olivos seccional Zaragoza, pues ellos me encomendaron esta tarea, la cual estoy segura que también será de algún beneficio para el instituto bíblico.

Igualmente tengo el objetivo de que esta tesis: me servirá de guía de apoyo, para mi tarea profesional que Dios me encomendará donde su obra más requiera de mis servicios, la presente tesis para mí es un manual sobre métodos y técnicas de la enseñanza, que conservaré en mi biblioteca y que explotaré al máximo posible, en función de la obra de Dios, con el objetivo de engrandecer el reino de Dios, siendo útil en todo lo que sea posible para su obra y para mi prójimo.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

28

 

PLANIFICACION Y PROYECTO DEL TEMA

Cuando hablamos de planificación y proyecto del tema: Estamos diciendo que el maestro tiene que planificar la actividad o actividades sobre la clase que va a proyectar,  la planificación estriba en preparar o planificar el trabajo, o sea el proyecto que va a desarrollar con sus alumnos, por ejemplo en investigación del tema veíamos como un proyecto se tecnifica armando discusiones y debates sobre qué es un proyecto, pues bien esto es una actividad determinada en la cual la clase como conjunto es decir como grupo, o un alumno hablando individual mente desarrollan o desarrolla para exponer o profundizar el contenido aprendido.

Si usted desea, también un proyecto es: un plan de trabajo, una actividad, algo que a usted se le ocurra hacer, podría ser: una escuela para maestros lo que es igual casi, a un instituto bíblico, un proyecto podría ser: fundar un departamento de escuela bíblica en una iglesia donde no exista, también podría ser fundar un programa de televisión o radial encaminado a la enseñanza de educación bíblica cristiana. Un buen maestro de educación cristiana, definitivamente es un buen siervo de Dios, desde luego que es lleno del Espíritu Santo, debe tener una correcta interpretación de la palabra de Dios, para que pueda enseñar la palabra correctamente, que su mensaje tenga la aprobación divina que sepa y conozca la planificación y pueda hacer un buen proyecto sobre un tema. El maestro debe ser una persona amable, una persona carismática, de modo que todas las personas se sientan bien a su lado, que todas las personas deseen escuchar sus enseñanzas    

 

 

 

29

 

CONCLUCION DEL TEMA

Finalmente quiero decir que: el único eterno y Dios todo poderoso, Jesucristo nuestro señor. Me ha ayudado y me ha dado las fuerzas para concluir este gran proyecto, que me permite graduarme y obtener mi titulo de maestra en teología.

Es para mi una gran bendición departe de Dios, me siento muy felíz por haber llegado hasta esta etapa en mi carrera de maestra de teología, no digo hasta el final, por que este no es el final, esto apenas comienza, Dios hará grandes cosas a través de mí en beneficio de la humanidad y me seguirá fortaleciendo, me seguirá dando muchas fuerzas, para seguir adelante y no desmallar. Mí deseo es ser: una persona de bien, útil para la obra de Dios y útil para la sociedad (útil para mi prójimo)

No me queda mas que rendirle homenaje a: nuestro señor y salvador Jesucristo quien es mi Dios, mi padre y mi protector, él es la razón de mi existir, él es todo para mí. Gracias le doy a él por haberme permitido culminar esta meta que me propuse y que él mismo me señaló el camino. Gracias le doy por haberme concedido la oportunidad de estar en la primera clase que el instituto internacional monte los olivos impartiera en la regional de Zaragoza.

A Dios sea la honra y la gloria por los siglos y de los siglos amen.

 

 

 

 

 

 

 

 

30

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comenta